Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Aceptar Más información

Métodos básicos de cocinado de marisco


Descubre los diferentes métodos de cocción del marisco y los tiempos aconsejables para preparar el marisco como un profesional de la cocina.

Escrito por A Fonte do Viño Martes 01 mayo 2018

La palabra marisco, del latín mareis, designa el animal invertebrado marítimo o continental, generalmente comestible. Alrededor de un 60% de gallegos consumen marisco los fines de semana, mientras que un 30% consumen marisco todos los días del año. En épocas vacacionales, el consumo de marisco se multiplica en las ciudades gallegas.

Hoy os vamos a hablar de los cinco métodos básicos de cocinado de marisco y los tiempos de cocción óptimos que debemos aplicar para que tu también puedas preparar marisco como un cocinero profesional.

1. Hervido. Consiste en la inmersión en agua salada, o de mar hirviendo, a punto de ebullición y manteniendo en ella el tiempo adecuado según el tamaño del crustáceo. Permite elaborar toda clase de especies, y es el método más empleado.

Así pues, una langosta o un lubrigante de 1 a 1,5 kg, lo coceremos de 25 a 35 minutos. La centolla, el buey y el cangrejo real, de 1 kg, cocerán en 20 minutos. Las nécoras, de 5 a 8 minutos, dependiendo del tamaño de las mismas. Las cigalas, de 3 a 5 minutos. Los santiaguiños, de 8 a 10 minutos. Mientras tanto, los camarones y los percebes, al hervor.

Centolla

2. A la parrilla. El marisco es cocinado, aceitado y sazonado, sobre parrilla. Se utiliza dividiendo el marisco, generalmente, en dos mitades, siendo muy representativo en Galicia y en las costas mediterráneas.

Bogavante a la plancha

3. A la plancha. Muy parecido al método anterior, pero cambia el generador de calor. Permite la utilización de mariscos de menor tamaño y las mismas especies que las de la parrilla.

4. Salteados. Por un lado, podemos pelar y saltear con grasa y elementos aromáticos y de condimentación, coo pueden ser las gambas al ajillo. Por otro lado, podemos aplicar al marisco sin pelar, grasas y elementos aromáticos y de condimentación, terminándolos hirviéndolos o con salsa.

5. Fritos. Pueden ser pelados o con algún rebozado, fritos por partes, enteros o enharinados. Se utiliza principalmente para mariscos de pequeño o mediano tamaño, y generalmente, como acompañante de un plato.

Y a ti, ¿cómo te gusta comer el marico?


2018 Restaurante A Fonte do Viño

Aviso Legal

Web realizada por QUETECOMO.ES